miércoles, 17 de enero de 2018

Acipa denuncio hace cuatro meses el estado de la Avda Amazonas Central

CUATRO MESES DESPUES DE NUESTRA DENUNCIA SOBRE EL ESTADO DEL FIRME EN LA AVENIDA AMAZONAS CENTRAL, EN EL BARRIO DE LA MONTAÑA, EL GOBIERNO HA CERRADO AL TRÁFICO EL TRAMO DE LA CALLE. LOS PROBLEMAS HAN AUMENTADO, PUESTO QUE HAN APARECIDO NUEVAS GRIETAS.

Insistimos en que en dicha calle se realizaron obras cuando se llevó a cabo la reparación del Talud Sur. Algo no se debió hacer bien porque los resultados de las mismas saltan a primera vista, seguimos pidiendo al Gobierno que se deje de proyectos encima de la mesa y reclame a quien realizó mal la obra. No estamos para tirar el dinero en gastos que no nos corresponden.

 

A finales del mes de septiembre denunciamos el mal estado que tenía la carretera de la Avenida Amazonas Central, en el barrio de la montaña. Hace casi cuatro meses comprobamos cómo el firme de la carretera estaba cediendo, apareciendo rajas y grietas, que en algunos casos llegaban a tener los 40 centímetros de profundidad. Estos hechos ponían de manifiesto que las obras que se realizaron y finalizaron en diciembre de 2011 no dieron con la solución a los problemas de asiento, puesto que se puede comprobar cómo las tierras se siguen moviendo, sobre todo en la parte del talud no protegida por la escollera de piedra. 

 

Jesús Mario Blasco Blanco, Concejal Portavoz de la Agrupación Ciudadana Independiente asegura que “han tenido que pasar cuatro meses para que se haya tenido que cortar al tráfico la calle, y hemos podido comprobar cómo han seguido apareciendo nuevas grietas a lo largo de toda la avenida, y las que había se han ensanchado, provocando hundimientos en parte de la calzadaY no solo ahí, sino que las grietas y el despegue del asfalto respecto a la acera ha aumentado en la calle Úbeda y el final de la calle Cáceres. Todo ello pese a que el gobierno indica que las grietas aparecidas en el asfalto de la calle Amazonas Central “no tienen que ver con las obras de reparación del Talud de La Montaña”, toda vez que las obras de reparación del talud no se circunscribieron solo a la construcción de la escollera de piedra junto a la calle Ávila”.

 

Además el Portavoz independiente lamenta que el Portavoz del Gobiernocentre sus esfuerzos en descalificar a los que en su día denunciamos la presencia de estas grietas y poco o nada en exigirle a quienes hicieron la obra (obra que costó la friolera de casi cuatro millones de euros) que cumplan con sus responsabilidades. Una obra que además no nos pareció nunca como pendiente del proyecto de urbanización, sino un vicio oculto de manual, en cuyo caso no debió haberse ejecutado (presuntamente) con dinero de los avales sino que se le debería haber exigido a la propia promotora. El equipo de gobierno dijo a finales del verano pasado que tenía un proyecto preparado para solucionar el problema de grietas en la avenida, y de momento lo único que hemos visto cinco meses después es una valla cortando la calle, justo como hace 10 años. Pensamos que antes de nada se debe reclamar a quien hizo mal las cosas y no gastar un dinero en algo que no nos corresponde”.  

 

Ahora más que hace cinco meses “el Gobierno debe informar a todos los vecinos de la situación, explicar por qué ha cortado la calle, por cuánto tiempo y sobre todo clarificar los pasos a seguir para poner una solución al problema existente. Lamentamos que, como decíamos, se intente menospreciar al mensajero y acusarle de “trabajar de oídas”. Solo pretendemos que se solucionen los problemas, que se escuche a los vecinos y en este caso que nos ocupa, que se intenten agotar todas las vías antes de tener que gastar ni un solo euro público en algo que creemos no tenemos porqué”.