viernes, 22 de junio de 2018

Ciudadanos Aranjuez solicita que se abra una mesa de trabajo y estudio para el desarrollo urbanístico de Puente Largo

El Grupo Municipal de Ciudadanos solicita que se realicen mesas de trabajo y estudio del Plan de Sectorización Puente Largo antes de llevarlo a Pleno. SEPES ha presentado al Ayuntamiento de Aranjuez una propuesta de desarrollo del Sector Puente Largo cuya tramitación pretende acometerse con urgencia.
Puente Largo es la última gran reserva de suelo urbanizable del municipio, y por ello tiene que servir para posibilitar que Aranjuez alcance dos objetivos de gran importancia: reequilibrar el actual déficit de 10.000 puestos de trabajo y permitir a la ciudad alcanzar los 75.000 habitantes. Ciudadanos entiende que el desarrollo de Puente Largo es fundamental para el futuro de la ciudad, porque es la principal herramienta para poder alcanzar esos objetivos a medio y largo plazo.
El actual déficit de puestos de trabajo en el municipio es de 10.000 y el paro de 5.000 personas. Otras 5.000 están obligadas a salir fuera de la ciudad para conseguir trabajo. No porque decidan voluntariamente trabajar en otro sitio, sino porque la ciudad no ofrece ningún lugar donde implantar esos puestos de trabajo. Serían necesarios 1.000.000m2 de superficie logística o 500.000m2 de suelo industrial o 200.000m2 de oficinas o cualquier combinación de los anteriores para que la ciudad proporcione un lugar donde esas 10.000 personas puedan trabajar.
Alcanzar los 75.000 habitantes es un objetivo que permitirá optimizar los ingresos, pues con esa población el Ayuntamiento recibiría transferencias del Estado sobre impuestos especiales e IVA, lo que permitiría reducir los impuestos a la vez que la deuda. Ahora mismo la ciudad tiene 58.000 habitantes, por lo que a largo plazo la ciudad tiene que proporcionar alrededor de 450.000 m2 de vivienda de los que una parte muy importante deben situarse en Puente Largo y, el resto, en las zonas incompletas de la ciudad (AGFA, La Montaña, Artes, etc.). Adicionalmente, para proporcionar trabajo a esa nueva población, harán falta superficies productivas (600.000m2 de parque logístico, o 300.000m2 de industrial, o 120.000m2 de oficinas, o cualquier combinación de los anteriores). 
Un proyecto de este alcance y de estas características se aprueba, en cualquier Administración seria, tras abrir mesas de trabajo con todos los agentes sociales y grupos políticos, puesto que se trata de definir el modelo de ciudad. No estamos hablando de políticas coyunturales, o de concesiones que puedan revertirse pasados unos años, sino de modificaciones de la ciudad que pueden prevalecer durante siglos.
En este caso, además, concurre el agravante de que es la última zona de expansión de la ciudad, cualquier desequilibrio que se produzca sólo se podrá reequilibrar utilizando sistemas de gestión que pueden causar conflictos, como la expropiación, cosa que, desde nuestro punto de vista, es necesario evitar. Para Ciudadanos es importante que en las actuaciones a nivel de ciudad se contemple su proyección de futuro. Nuestra ciudad debe resultar habitable, y confortable, debe ayudar a generar bienestar en los ciudadanos y mejorar la imagen de la ciudad, actuando como reclamo para futuros habitantes. Debe incorporar las infraestructuras verdes en los nuevos desarrollos urbanísticos, a través de corredores, conectores, o islas que faciliten la vinculación del medio urbano, con el periurbano que le rodea, pero también ofrecer las dotaciones educativas, sanitarias, deportivas, asistenciales, recreativas y administrativas necesarias y contar con las infraestructuras sociales y energéticas y con la red de comunicaciones más adecuada a la sociedad del futuro. Para poder realizar lo anterior, es necesario llevar a cabo una cuidadosa labor previa de análisis y estudio en el que esperamos que todos quieran participar.
Nuestra determinación para desarrollar la zona de Puente Largo es indudable, pero también lo es nuestra prudencia a la hora de elegir la forma de hacerlo. Sólo mediante el mayor de los consensos con todos y tras un estudio detallado de todas las alternativas debemos hipotecar de esta forma el futuro de la ciudad.
El procedimiento de aprobación de un Plan Urbanístico de estas características es largo. Desde que se inicia hasta que se culminan esas previsiones pueden pasar muchos años. Incluso, varias legislaturas. Es muy posible que lo que se inicie ahora no lo pueda culminar el siguiente equipo de gobierno, y que haya que esperar no menos de dos legislaturas para ver los frutos de ese desarrollo. 
Por ello creemos que nuestro convencimiento de que Puente Largo debe desarrollarse no es incompatible con que se haga como un proyecto de ciudad en el que todas las fuerzas políticas estén implicadas y conformes. Un proyecto de ciudad que sea suficientemente bueno para todos los arancetanos, aunque para ello unos y otros tengamos que renunciar a lo que cada uno entiende por óptimo. Lo único que hay que evitar es que tras desarrollar este sector la ciudad continúe teniendo déficit de puestos de trabajo, o quedarnos a las puertas de los 75000 habitantes, con todas las competencias de una ciudad ese tamaño, con un tamaño similar, y con un déficit de financiación estatal.
Por todo ello, pedimos a la Alcaldía que celebre, incluso durante el verano, varias sesiones de mesas de trabajo para el estudio de la iniciativa, donde puedan acudir especialistas en distintos campos del urbanismo, para que, de esta manera, todos los grupos puedan mantener un debate plenario monográfico sobre el inicio de la tramitación de este Plan de Sectorización o de proponer modificaciones. Pero celebrar ese debate plenario a finales de junio supondría abrir el periodo de información pública en época estival, cuando los ciudadanos tendrán una menor capacidad de presentar las alegaciones que estimen convenientes. Por ese mismo motivo es fundamental aumentar el periodo de exposición pública y extenderlo más allá de los meses de verano.